Las Iglesias de Maryland

 

En 1632, el rey de Inglaterra otorga la fundación de una colonia en América del Norte a su amigo George Calvert, que se había convertido al catolicismo.  Este muere antes de emprender el viaje a América, pero su hijo organiza la colonización con un grupo que incluye católicos y protestantes.  Enrte los católicos hay tres sacerdotes jesuítas.  La colonia se establece en lo que es hoy el estado de Maryland.  Los primeros governadores de esta colonia son catolicos, pero les conceden la libertad de culto a todas las religiones.

 

En 1645 y en 1689 hay movimientos anti-catolicos en Inglaterra, y esto afecta a Mariland, donde los protestantes toman el control de la colonia.  En 1702, la colonia se declara oficialmente anglicana,  y durante las próximas décadas, la colonia establecen leyes contra los católicos, phohibiéndose que se practique el catolicismo publicamente.

 

Los jesuítas establecen plantaciones agrícolas y trabajan con los colonizadores en areas rurales, viajando a caballo por el territorio rural, y estableciendo circuitos regulares de visitas.  Al principio se reunen en domicilios de lideres de las comunidades rurales, pero luego, durante los 1760’s se van contruyendo capillas regionales.  Estas capillas, junto con las capillas en las plantaciones de los jesuitas, empiezan a funcionar   como parroquia, y proven la fundación para el sistema parroquial de los Estados Unidos.

 

En 1773, Charles Carrol, un catolico de Maryland publica una serie de cartas a favor de la indpendencia, y se convierte en un heroe del estado.  En 1776 es electo com delegado al Congreso Continental de los Estados Unidos, y es uno de los que firman la Declaración de Indenpendencia.  Otro católico de Maryland, John Carrol, primo de Charles Carrool, es nombrado como el primer Obispo de Estados Unidos en 1790. 

 

Fuentes:

Lydia Menocal, La Historia de los Católicos Hispanos en el Contexto de la Historia del Catolicismo en los Estados Unidos, Instituto Pastoral del Sureste

Jay P. Dolan, The American Catholic Experience